Humo en el Ajedrez

Logotipo de la Fundación Ricardo Lamarca, ajedrez y cultura

30 de noviembre de 2016
 Contacto
 

Arriba Siguiente 

              

Principal
Acerca de la Fundación
Actividades Fundación
Torneos Club Ajedrez Puerta del Sol
Noticias
Artículos
Club Ajedrez Puerta del Sol
Galería Fotos Club Ajedrez
Club Ajedrez Mataelpino
Catálogo Fondos Fundación
Gambito de rey
Ajedrez goliardo
Photochess
Vídeos de ajedrez
Enlaces de ajedrez

 Contacto


 HUMO EN EL AJEDREZ

por Ricardo Lamarca Barrios
 

     El primer recuerdo que tengo del tabaco, mejor dicho del cigarro, que es seguro conociera antes el pitillo que la hoja que lo produce, es debido a mi padre, empedernido fumador, siempre con un cigarro entre sus finas manos. Y qué mal lo pasó cuando en guerra no había tabaco y un poco menos en la época de la Cartilla de Tabaco a partir de los años cuarenta y mejor cuando yo cumplí la edad de fumador y gozaba de dos raciones, ya que yo no tenía este vicio. En fotos y caricaturas que le hicieron algunos amigos, el cigarro y el hilo del humo que sube y desaparece son muy visibles. Hoy estos alardes están poco menos que perseguidos y me dan pena los fumadores desplazados a la intemperie de la calle. Mi padre tiene a su nieta que nació justo en el año que él falleció como su sucesora en la familia y estoy seguro que algún día abandonará el tabaco pero no por las recomendaciones de unas leyes oficiales que prohíben el humo y a la vez lo venden. Somos partidarios de recomendaciones y consejos médicos y no de prohibiciones. Formar personas libres y responsables que sepan caminar por los buenos senderos de la vida y cuidad su salud.

 El tabaco y el móvil son elementos perturbadores en las salas donde se juega ajedrez y vamos a retratar a jugadores famosos con el cigarro o el puro, poco menos que poniendo negros todos los escaques del tablero. Vean sus jugadas adornadas por el humo y casos prácticos que hemos vivido. Imposible por otro lado hablar de los ajedrecistas de antaño y no verlos sin su cigarro o la pipa: Lasker, Sanz, Samisch, Gete, Sicilia, Talh, Korchnoi, Furman, etc.

 El uso del tabaco en los torneos de ajedrez es muy anterior a los decretos gubernamentales y nos viene a la memoria cómo Pablo Morán Santamaría logró hace años que su amigo Fernando Rubio Aguado –retirado muchos años del juego- se inscribiera en un torneo abierto que se celebraba en Alcobendas –lo ganó Ubilava y perdió la 1ª con un “flojo”- y antes de mover ya tenía el cigarro echando humo. Su contrario le recordó la prohibición y Rubio dijo que de haberlo sabido no hubiera jugado. Sin duda recordaba sus partidas en el Real Madrid y Círculo de Bellas Artes, muchos fumando y mesas con sitio para el cigarro.

 Un día, creo que era en Alcorcón, el bueno de Pomar ya un tanto bajo en su calidad de juego, va encarrilando su apertura, fuma mucho y la ceniza vuela, lo mismo que los cafés despejan su mente y en un momento su posición se viene abajo y pierde el punto...

 Estamos en el Torneo Príncipe de Asturias –qué buena ocasión para en los 80 años de Pomar darle este galardón aunque ahora esté mal de salud- y en el Polideportivo de Oviedo están concentrados famosos jugadores como Najdorf, Anand, Salov, Lvcov, Averbach, las Polgar, Bronstein, Vaisier (ganador) y los españoles, Rivas, Sansegundo, Sanz, el niño Vallejo, Illescas y muchos más.

 Illescas es un fumador con la “afición” muy desarrollada, según vemos. El juego es a 25 minutos. Esta escena es en su partida con Vaiser en la Mesa 1 y en cuanto hace su jugada sube a las gradas del polideportivo a dar unas chupadas al cigarro y si su contrario juega rápido hace una carrera de 15 metros y a su mesa de juego. Creo que no se pueden dar tantas ventajas al contrario. Ahora pienso que en el caso de Illescas el tabaco es su “dopaje” y por eso su record de campeón de España, 8 veces y otras tantas por equipos. Setién, deportista del fútbol, estaba con el G. M. y no creo que corriera tanto. No sé si Enrique Setién jugaba este Torneo y entre ronda y ronda departía con Illescas, pero sí recuerdo una pose para la prensa, partida a 5 minutos, con el entrenador Antic, que en realidad no fueron más allá de unas pocas jugadas. En fin, una farsa. Setién en su simulacro con Antic, el entrenador “partida a 5 minutos”, una pose falsa para la galería, cinco o seis jugadas para la foto y por eso mi foto es mala también para el recuerdo.

 Como final y entierro para el tabaco, decir que mi padre abandonó el cigarro ya muy enfermo y que en el Club de Ajedrez Puerta del Sol tuve a un ex fumador llamado Jesús Díez del Corral con gafas y cigarro moviendo magistralmente los trebejos en su juventud y madurez pero ya retirado del cigarro y el ajedrez serio y adicto, siempre adicto, al juego de 5 minutos. Acudía los martes al club y era el G. M. más elegante en su porte y vestimenta. Un señor del cigarrillo en su momento y siempre AJEDRECISTA.

   Ricardo Lamarca Barrios


Emanuel Lasker fumando

Emanuel Lasker

Emanuel Lasker fumando

Emanuel Lasker

Friedrich Saemich fumando

Friedrich Saemich

Mikhail Tal fumando

Mikhail Tal

Samuel Reshevski fumando

Samuel Reshevski

William Grady Addison fumando

William Grady Addison

Che Guevara fumando

Che Guevara

Bogart fumando y jugando al ajedrez en Casablanca

Bogart en Casablanca   

Tres caballeros jugando al ajedrez (y fumando), óleo de Hans Lassen

"Tres caballeros jugando al ajedrez " óleo de Hans Lassen, 1900

 


   

Principal | Arriba | Humo en el Ajedrez | Arturo Pomar, 80 años | El ajedrez ¿ciencia, arte, deporte, pasatiempo? | Cien años de un ajedrecista | Archivando sellos de ajedrez | Algunos locales del sello | Jose Paluzie y su Manual de Ajedrez | Rafael Alvarado, Señor del Ajedrez

Este sitio se actualizó por última vez el 13 de octubre de 2012